La inspección de 80.000 edificios de más de 50 años arranca tras el verano

Fuente: http://www.diariovasco.com

Las revisiones, que son obligatorias, cuestan mil euros por cada comunidad de vecinos y recibirán subvenciones.

 
Las inspecciones técnicas de los edificios (ITE) que acumulan más de 50 años de antigüedad, con un coste aproximado de mil euros para cada comunidad de vecinos, arrancarán a fondo en Euskadi a la vuelta del verano, después de las elecciones locales y forales, ya que hasta ahora solo se ha realizado un número muy pequeño de ellas. El Gobierno Vasco ya ha elaborado un borrador de decreto para regular las revisiones, que son obligatorias conforme a lo dispuesto en la Ley del Suelo y recibirán subvenciones públicas. El documento ha sido enviado a la Asociación de Municipios Vascos (Eudel), con la que ya existe un principio de acuerdo, si bien serán los nuevos alcaldes que salgan de los comicios de mayo los que deberán establecer el calendario de revisiones.
El parque residencial afectado por las ITE asciende a 80.000 inmuebles que fueron construidos antes de 1961 y aglutinan unas 320.000 viviendas. De estas últimas, 86.500 están muy deterioradas o se encuentran en situación de derribo. Fuentes del Departamento de Vivienda admiten que el examen de todos esos edificios -y, en su caso, la rehabilitación de los mismos- arrastra «un considerable retraso». El motivo es que, durante los casi cinco años transcurridos desde que la Ley del Suelo fue ratificada por el Parlamento vasco, ni el Gobierno de Juan José Ibarretxe ni el de Patxi López han aprobado la normativa necesaria.
 
Precisamente, la Cámara de Vitoria, a instancias de Ezker Batua, pidió hace unas semanas a la consejería de Iñaki Arriola que diera luz verde al decreto de las ITE antes de diciembre y, a instancias del PNV, que no se olvidara de consensuar la normativa con los ayuntamientos. Lo cierto es que las líneas generales ya estaban oficiosamente definidas con Eudel. Ahora solo queda por conocer si las corporaciones municipales que salgan de las próximas elecciones también están de acuerdo con ellas.
De momento, el Ejecutivo autónomo ya se ha puesto de acuerdo con las organizaciones de arquitectos para concretar en qué deben consistir las revisiones de los edificios. Y también está estudiando los criterios para homologar a los profesionales que deberán realizar esas tareas. Fuentes de Vivienda señalan que la expectativa de que decenas de miles de inmuebles tengan que pasar la ITE constituye a día de hoy «una buena alternativa para ese sector, que está afectado por la crisis de la construcción». El propósito de la Administración autónoma es que, cuando se inicien las inspecciones, tanto los arquitectos como las comunidades de vecinos sepan con claridad qué elementos deben ser revisados. (Seguir leyendo)
 
UA-29795941-1